En esta tarta, encontramos a una joven bailarina como motivo principal, modelada con fondant sobre una tarta de vainilla rellena de fresa simulando un efecto cojín con perlas comestibles.