Tarta inspirada en el mítico cuento de La Bella y la Bestia, con los personajes principales impresos en papel comestible sobre una base de fondant, colocados de manera horizontal para dar un efecto de profundidad.