Tarta personalizada, inspirada en la película Jurassic Park, llena de dinosaurios. El tiranosaurio Rex, hecho de RKT, chocolate y fondant, se ha dado cuenta que la montaña está hecha de chocolate y está dando buena cuenta de ella.