Una tarta muy especial con una leona y sus 8 cachorros, que le representan a ella y sus 8 hijos, para una simpatiquísima abuela que quería darles una sorpresa.

Al cortarla encontramos un delicioso bizcocho de red velvet rellena de queso.