La Patrulla Canina está de moda y después de la fiebre Frozen (que todavía perdura), los niños nos piden tartas personalizadas de este simpático y valiente grupo de perritos.

Los personajes de la Patrulla Canina están modelados con fondant, y su interior está compuesto de un delicioso bizcocho de chocolate relleno de chocolate belga.