Una tarta venida del mundo de fantasía, con la Princesa Jasmín y su inseparable monito Abú.

Situados sobre la tarta, tenemos a los dos personajes de Disney, en una noche estrellada con el castillo de Aladdín de fondo.

Pero lo mejor está dentro, un bizcocho de zanahoria con almíbar de vainilla de Madagascar y relleno con una deliciosa buttercream de queso crema.