La tarta tallada que os presentamos hoy es una vuelta a la nostalgia, uno de los vehículos preferidos no sólo de nuestra clienta, sino de nosotros mismos. Una reproducción de la famosa Combi de Volkswagen.

La decoración exterior está hecha con fondant, y en su interior encontramos un bizcocho de zanahoria rellena de buttercream de queso.